Cuídate

¿Crees que tu vida es una caca? Lee esto

By 14 abril, 2016 No Comments

Sonrisas. Sonrisas por todas partes. Sonrisas en la cara de los tres niños que montan a la vez en una bici después de todo el día vendiendo souvenirs a los turistas; sonrisas en la cara de la mujer que baña a su hijo con un cazo de agua al lado de la carretera; sonrisas en la cara del pescador que sabe que se pasará toda la vida viviendo en un lago.

La gente en muchos países es pobre. MUY POBRE. No tienen iPhones, ni portátiles, ni televisiones, ni muebles de Ikea, y aun así son felices. Por eso, la próxima vez que te enfades por alguna “tragedia” o que estés triste, respira hondo e intenta ver las cosas en perspectiva. Si estás sano, comes tres veces al día y tienes un sitio donde dormir, eres un privilegiado. Todo lo demás es secundario. Antes de abrir la boca para quejarte de lo terrible que es tu vida, piensa en la gente de Laos o de Cambodia o de Tailandia. Si ellos son capaces de ser felices sin nada, ¿cómo no vas a serlo tú que lo tienes TODO?

Deja de autoengañarte. No estás incapacitado para cambiar. Seguro que te estás imaginando los movimientos básicos mucho más difíciles de lo que son en realidad. Es fascinante cuántas situaciones de bloqueo pueden desbloquearse actuando tan sólo unos momentos. Aquí tienes algunos ejemplos:

Si no te gusta tu trabajo, vete a tu jefe y le dices: “no me gusta este trabajo, así que me voy”.

Si no te gusta tu cuerpo, revisa la cocina al completo y tira todo lo que te parezca que hará empeorar tu cuerpo si lo comes con regularidad. Después ve a comprar y reemplaza eso con elecciones que creas que harán que tu cuerpo mejore.

Salir del bloqueo va de tomar decisiones simples y actuar, siempre yendo de donde no quieres estar hacia donde quieres estar. Si no sabes lo que quieres, limítate a apartarte de lo que no quieres hasta que lo averigües.

Si no sabes qué hacer para corregir tu situación, limítate a hacer algo distinto de lo que has estado haciendo hasta ahora. Sabes que esas pobres decisiones no funcionan, así que no pueden ser correctas. Puede que tus nuevas decisiones sean mejores o igual no. En cualquier caso, tus emociones continuarán enviándote feedback y puedes ajustar la ruta por el camino. Cualquier cosa es mejor que quedarte bloqueado, porque ya sabes que ése es un callejón sin salida.

Escoge la felicidad. No te conformes con una vida que sabes que no está funcionando. Cámbiala. Si hace falta, haz algo radicalmente distinto. Expulsa a todo el que no te haga sentir bien contigo mismo. Elimina todo lo que te haga sentir mal. Reinicia tu vida. Si los demás se quejan, lo superarán.