Historias

¡Ahora es un buen momento para flipar!

Jaime Le Cat

Planeé mi vida, el trozo más dolorosamente hermoso de ella, lo hice. Y debo admitir, por lo vacilante del momento, que me quedé relajado disfrutando del presente, ese suspiro cómodo. Yo sabía que iba a caer en el amor, casi todo el mundo lo hace, y también sabía que no iba a caer justo en el amor. Caí en el amor que hace daño, quizá para aprender más acerca de mí, y para llorar un sueño y una cama que me recuerda a dos personas con un enorme corazón. Razón para no ser egoísta en el amor y entregarme a la locura.

No pude luchar contra mi persistente constante voz interior. Sucumbí y la sucumbí en silencio. Es así, hasta que no pude permanecer en silencio ya. El pánico llenó mi habitación, mi corazón, mi vida, mi alma, mis pensamientos y un callejón sin salida, porque estaba demasiado ocupado esperando a ese alguien me proporcionará la llave de salida de este laberinto.

Pero hoy, tengo tiempo para apreciar mi encanto, tengo una vida para vivir que aún está por florecer. He sido testigo del dolor, he sentido y vivido la cura de una enorme herida. No soy el deseo de otra persona. Ahora soy mi propia elección, ocasión para transformarme en algo poderoso que tiene el coraje de escribir el futuro sin miedo.

Yo terco y odio fallar. Quería permanecer en este lío el tiempo suficiente para deteriorar mi autoestima, y no fracasar. Si fue un fracaso, fue un hermoso fracaso. Un momento donde volví a ser quién era yo. La mejor versión. Volver a investigar mi capacidad de escuchar a mi amante, de apoyarle, de ayudarle, de admirarle con sus virtudes y también con sus defectos. Entendí el significado de palabras como  “lucha”, “generosidad”, “amor” o “esperanza”. Y valorar que sabes que cualquiera no tiene tu buena suerte, porque sabes que eres afortunado por tenerlo cerca y tienes la obligación de ser consciente de ello. Si eso sobrevive merecerá la pena.

Pero no importa cómo se calculan estos movimientos, en los asuntos del corazón y las matemáticas, lo más probable es que fallen. A veces aceptamos pulpo como animal de compañía y aceptamos excusas para llevarnos el polvo y dejar el mueble.

Ahora es un buen momento para flipar, lo único que verdaderamente se pierde en la vida son oportunidades. La próxima vez que vaya al mercado de parejas de viaje, solo tendré que abrir los ojos y mirar de una forma que quizás no haya hecho antes: buscaré por la categoría sé quién soy/sé que quiero.

A los ex, por todo lo aprendido.

Facebook Comments

Por seguir visitando el sitio, tienes que estar de acuerdo con el uso de Cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close