Historias

Si es un amarillo siempre estará

Iván Bas

“Puede que tu estés en Japón y yo en Australia, pero siempre estaremos unid@s por la mente, por el corazón y por la wifi de los hoteles.”

Qué bonita manera de decir que pase lo que pase, esté donde esté, siempre sentirás que estoy a tu lado y siempre encontraremos la manera, la forma, el momento, de encontrarnos.

Hace tiempo cayó en mis manos el libro de Albert Espinosa, “El mundo amarillo” (si crees en los sueños, ellos se crearán) libro sin desperdicio, ya lo advierte al principio “Cuidado, este libro es Albert, si entras en él no querrás salir”. En este libro encontré el concepto del amarillo: “Dícese de aquella persona que es especial en tu vida… se encuentran (en algún lugar) entre los amigos y los amores. No es necesario verlos a menudo o mantener contacto con ellos. La forma de relacionarse entre los amarillos es el cariño, la caricia, el abrazo. Consiguen privilegios que antes estaban en posesión sólo de la pareja…. marcan nuestra vida y no necesitan tiempo ni mantenimiento… las conversaciones con ellos hacen que mejoremos como personas y descubramos nuestras carencias…”

Se acabaron los prejuicios, los juicios en relación a los extraños, no hay extraños, sólo personas por conocer, complementarios por encontrar. Y un complementario puede ser cualquiera, esa persona con la que recién te encuentras y de repente te descubres abriéndole tu intimidad, declarándole tus creencias, compartiendo tu visión del mundo, tu vulnerabilidad… te desnudas, sin pudor, con confianza, le conoces de siempre, pero es la primera vez que le ves o le has visto muy pocas, ya le has leído en la distancia, sabes que es uno de ellos.

Es cierto que hay complementarios que entran con tal fuerza que entramos en confusión, no sabemos que parte soy yo y que parte es el otro. Ya te lo he dicho y te lo repito una vez más, las conexiones auténticas siempre estarán,  si es un amarillo siempre estará… podemos volver a apreciar qué parte suya está y si no la hubiera es que fue un amarillo fugaz, dejó lo que tenia para dejar, cogió lo que tenia para tomar y siguió su camino.

Tu en Japón…yo en Australia… 😊

Facebook Comments

Por seguir visitando el sitio, tienes que estar de acuerdo con el uso de Cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close